Santiago

Author: Lola / Etiquetas: , , ,

Enero de 1992. Acabo de actuar en Santiago de Compostela, Galicia... región mística y exuberante de España sobre todo viniendo de zonas mas áridas del país; claramente es territorio celta por su lenguaje y su música. Y un sitio al que tengo que volver pronto... Llegamos con un día de antelación; el grupo y yo nos fuimos a tomar una espléndida comida de domingo y luego vagamos por la catedral para ver el maravilloso Pórtico de la Gloria.


Mayo de 1992. Santiago de Compostela... tuve la oportunidad de volver a Galicia y a Santiago antes de lo que esperaba... Aprendí la historia de la ciudad. Supuestamente los restos de Santiago llegaron misteriosamente a la ciudad de Padrón (ciudad que visitamos... preciosa línea de árboles a lo largo del río siguiendo el camino que lleva al lugar donde se encuentran las reliquias) y fueron enterrados en la ciudad de Santiago... Cogí una recopilación en CD de música del camino de Santiago y un CD de un grupo español llamado Els Trobadors... siento un sentimiento maravilloso asociado con esta música.



Mayo de 1993. Estoy estudiando notas, libros y piezas musicales, intentado reunir una imagen más clara de Santiago desde el año 900 hasta el 1500, cuando rivalizaba con las peregrinaciones a Jerusalén y a Roma, ofreciendo a sus huéspedes vertientes humanas más variadas, persiguiendo al mismo tiempo metas religiosas y terrenales. Fue también un lugar de cruce de fertilización cultural sin igual hasta el momento, entre las comunidades cristiana, judía y musulmana. Cuando escuché esta pieza, quedé atrapada por su tono semítico, y fui consciente de que, incluso en el campo de la música, las tres comunidades se habían influido entre ellas.

Santiago
Instrumental. Música tradicional
Arreglos musicales de Loreena McKennitt


The Wind that Shakes the Barley

Author: Lola / Etiquetas: ,


The Wind that Shakes the Barley (El viento que mece la cebada), es un tema basado en un poema de Robert Dwyer Joyce  (1830-1883). Un profundo lamento por las desgracias que causa la guerra, y así nos llega a través de Loreena, puro sentimiento, narrando la separación de dos amantes en la rebelión irlandesa de 1798 y la muerte de uno de ellos, y todo, “mientras el viento mueve la dorada cebada”.





The Wind that Shakes the Barley / El viento que mece la cebada
Letra Robert Dwyer Joyce / Música tradicional


Me senté en el valle verde,
me senté con mi verdadero amor,
mi corazón triste se esforzó en elegir.
Entre el viejo y el nuevo amor,
el viejo por ella, el nuevo que me hacia pensar
en la querida Irlanda, mientras el viento soplaba
moviendo la dorada cebada.

Fue duro decir palabras, lamentos que rompen
los lazos que nos unen,
pero más difícil es soportar la vergüenza
de las cadenas extranjeras que nos atan.
Entonces dije: hacia la cañada en la montaña
buscaré el nuevo mañana,
y caminaré junto a los bravos hombres,
mientras el suave viento movía la cebada.

Aunque fue triste besé sus lágrimas,
mis cálidos brazos la rodearon,
un hombre disparó ráfagas en nuestros oídos
desde lo profundo del bosque.
Una bala atravesó a mi verdadero amor,
la joven primavera de su vida cedió
y sobre mi pecho, ensangrentada, ella murió,
Mientras el suave viento movía la cebada.

Pero sangre por sangre sin remordimientos
he tomado en Oulart Hollow,
y yací junto al cadáver de mi verdadero amor
dónde pronto he de seguirla.
Mientras alrededor de su tumba, vagando,
mediodía, noche y aurora,
rompiendo en llanto cada vez que oigo
al suave viento meciendo la cebada.







I sat within a valley green,
Sat there with my true love
My heart strove to choose between,
Me old love and the new love
The old for her, the new that made,
Me think on Ireland dearly
While soft the wind blew down the glade,
And shook the golden barley


Twas hard the mournful words to frame,
To break the ties that bound us
But harder still to bear the shame,
Of foreign chains around us
And so I said, “The mountain glen,
I’ll seek at morning early
And join the brave united men”,
While soft wind shook the barley


Twas sad I kissed away her tears,
Her arms around me clinging
When to my ears that fateful shot,
Came out the wildwood ringing
The bullet pierced my true love’s breast,
In life’s young spring so early
And there upon my breast she died,
While soft wind shook the barley


I bore her to some mountain stream,
And many’s the summer blossom
I placed with branches soft and green,
About her gore-stained bosom
I wept and kissed her clay-cold corpse,
Then rushed o’er vale and valley
My vengeance on the foe to wreak,
While soft wind shook the barley


Twas blood for blood without remorse,
I took at Oulart Hollow
I placed my true love’s clay-cold corpse,
Where mine full soon may follow
Around her grave I wondered drear,
Noon, night and morning early
With aching heart when e’er I hear,
The wind that shakes the barley



The Ballad of the Foxhunter

Author: Lola / Etiquetas:


Otra de las piezas raras que podemos encontrar en Live in Vancouver 1990, es The Ballad of the Foxhunter. Poema de W.B. Yeats, escrito en 1889, dentro de "Las peregrinaciones de Oisin y otros poemas" (The Wanderings of Oisin and Other Poems), su primera colección de poemas.



The Ballad of the Foxhunter
Letra de W.B. Yeats
Música Loreena McKennitt



'Lay me in a cushioned chair;
Carry me, ye four,
With cushions here and there,
To see the world once more.

'To stable and to kennel go;
Bring what there is to bring;
Lead my Lollard to and fro,
Or gently in a ring.

'Put the chain upon the grass:
Bring Rody and his hounds,
That I may contented pass
From these earthly bounds.'

His eyelids droop, his head falls low,
His old eyes cloud with dreams;
The sun upon all things that grow
Falls in sleepy streams.

Chorus:
'Huntsman, blow the horn,
Come make the hills reply.
Loosen on the morn
A gay wandering cry.
Rody, blow your horn.
Come make the hills reply'
'I cannot blow my horn,
But only weep and sigh.'

Lollard treads upon the lawn,
And to the armchair goes,
The old man's dreams are gone
He soothes the long brown nose.

Moves many a pleasant tongue
Upon his wasted hands,
Aged hounds and young
The huntsman near him stands

Chorus

Round his cushioned place
With new sorrow wrung:
Hounds gazing on his face,
Aged hounds and young

Fire in the old man's eyes,
His fingers move and sway,
The wandering music dies,
They hear him feebly say,

Chorus

The blind hound with a mournful cry
Slowly lifts his head;
They bear the body in;
The hounds wail for the dead.
The hounds wail for the dead;
Wail for the dead.


Down By The Sally Gardens

Author: Lola / Etiquetas: ,




En The Wind that Shakes the Barley, Loreena vuelve a los sonidos occidentales y a uno de sus poetas preferidos, William Butler Yeats. Down by the Sally Gardens, es un poema que Yeats escribió en 1889, basándose en tres versos sueltos que recordaba de una canción. Es un poema sencillo, una típica historia irlandesa de amor perdido. Dos jóvenes se encuentran en los Jardines de Sally, se enamoran, pero se separan, y más tarde él se da cuenta que la amaba, pero ya es demasiado tarde para recuperarla.


Down by the Sally Gardens / Allá en los jardines de Salley
Música tradicional. Letra William Butler Yeats


Allá en los jardines de Salley mi amor y yo nos encontramos;
Pasó por los jardines de Salley con pies pequeños, blancos como nieve.
Me dijo que me tomase el amor con naturalidad, como las hojas que crecen en el árbol;
Pero yo, siendo joven y tonto, no estuve de acuerdo con ella.

En un prado junto al río mi amor y yo nos encontrábamos,
Y en mi hombro inclinado ella apoyó su mano, blanca como nieve.
Me dijo que me tomase la vida con naturalidad, como la yerba crece en las presas;
Pero yo era joven y tonto, y ahora estoy lleno de lágrimas.

Allá en los jardines de Salley mi amor y yo nos encontramos;
Pasó por los jardines de Salley con pies pequeños, blancos como nieve.
Me dijo que me tomase el amor con naturalidad, como las hojas que crecen en el árbol;
Pero yo, siendo joven y tonto, no estuve de acuerdo con ella.





It was down by the Sally Gardens, my love and I did meet.
She crossed the Sally Gardens, with little snow-white feet.
She bid me to take life easy, as the leaves grow on the tree,
But I was young and foolish, and with her I did not agree.

In a field down by the river, my love and I did stand
And upon my leaning shoulder, she laid her snow-white hand.
She bid me to take life easy, as the grass grows on the weirs,
But I was young and foolish, and now I am full of tears.

Down by the Sally Gardens, my love and I did meet.
She crossed the Sally Gardens with little snow-white feet.
She bid me to take life easy, as the leaves blow on the tree,
But I was young and foolish, and with her I did not agree.