Standing Stones

Author: Lola / Etiquetas: ,


"Más allá de los viajes hacia la fantasía, los sueños han servido como vehículo a través del cual hemos integrado nuestro consciente y subconsciente, lo real y lo irreal, lo poderoso y lo intangible. Si hay un tema recurrente en estos sueños, es el ansiado viaje en busca del amor, la libertad y la integración. De todos los tipos de sueños que podemos tener, estos son definitivamente nuestros sueños paralelos". - L.M.

Una de esas fantasias y sueños es Standing Stones. Una historia de amor con los Menhires de las Islas Orcadas (costa nordeste de Escocia) como testigos. Los Menhires de Stenness y el Círculo de Brodar ( 5.000 años de antigüedad) han vivido inviernos de seis horas de luz solar, iluminados por la aurora boreal durante los meses de octubre a diciembre, y veranos en los que la noche es corta y clara, y casi todos ellos han sobrevivido, todos excepto la Odin Stone, una piedra con un gran agujero a través del cual unían sus manos los recién casados hasta que el granjero en cuyo terreno se situaba la destruyó.

Standing Stones / Menhires
Letra tradicional
Arreglos y música de Loreena Mckennitt



En una de las solitarias Islas Orcadas
Habitaba una hermosa doncella
De ojos azules y mejillas sonrosadas
De cabello rubio y ensortijado.

Que cautivó la atención y el corazón
De alguien que nunca podría ser
Un amante verdadero para una doncella
Sólo sería una forma junto a ella.

Al otro lado del lago Sandwick
Vivía un joven que ella consideraba fiel
Y desde su infancia
Él había visto esos ojos tan azules.

La tierra avanza hacía el mar
Es un estrecho brazo de tierra
Dónde los misteriosos y amenazantes Menhires
Se alzan majestuosos en un círculo.

Una víspera de Navidad con claro de luna
Se reunieron en ese triste lugar
Con su corazón alborozado, los rayos del amor
Brillaban en su cara
Cuando llegó su amante la tomó de la mano
Y se dijeron cariñosas palabras de amor
Hablaron de los felices días por venir
Con los Menhires como testigos.

Los amantes caminaron entre las piedras
Y en ellas unieron sus manos
Allí hicieron una promesa sagrada
Sellada por los firmes lazos del amor
El besó a la doncella y luego la miró
Marcharse por aquel solitario puente
Pues poco, muy poco, pensaría él
Que no volvería a verla jamás.

Menhires de las Islas Orcadas
Vigilad el océano
Menhires de las Islas Orcadas
Traigan de vuelta a mi amor.

Él giró el rostro hacia su hogar
Ese hogar que nunca más vería
Y vosotros tendréis la historia
Como me fue contada

Entonces una forma se abalanzó sobre él
Con el destellar de la daga brillante
Perforó su corazón y su grito agonizante
Desgarró la noche silenciosa.

La doncella casi había llegado a casa
Cuando un grito la asustó
Girándose miró a su alrededor
Y vio a su amado frente a ella
Su mano señalaba las estrellas
Sus ojos tenían una luz brillante
Y con un semblante sonriente
Él desapareció de su vista.

Rauda se volvió y corrió a casa
Ni una palabra salió de su boca
Pero en la oscuridad ella sabía
Que su fiel amor había muerto
Y desde ese día ella murió de pena
Ni una sonrisa fue vista en su cara
Con los brazos extendidos fue a su encuentro
A un lugar más brillante.

---------------------------------

In one of these lonely Orkney Isles
There dwelled a maiden fair
Her cheeks were red, her eyes were blue
She had yellow, curling hair

Which caught the eye and then the heart
Of one who could never be
A lover of so true a maid
Or fair a form as she

Across the lake in Sandwick
Dwelled a youth she held most true
And ever since her infancy
He had watched those eyes so blue.

The land runs out into the sea
It's a narrow neck of land
Where weird and grim the Standing Stones
In a circle there they stand.

One bonny moonlit Christmas Eve
They met at that sad place
With her heart in glee and the beams of love
Were shining on her face
When her lover came and he grasped her hand
And what loving words they said
They talked of future's happy days
As through the stones they strayed.

They walked toward the lovers' stone
And through it passed their hands
They plighted there a constant troth
Sealed by love's steadfast bands
He kissed his maid and then he watched her
That lonely bridge go o'er
For little, little did he think
He wouldn't see his darling more.

Standing stones of the Orkney Isles
Gazing out to sea
Standing stones of the Orkney Isles
Bring my love to me

He turned his face toward his home
That home he did never see
And you shall have the story
As it was told to me
When a form upon him sprang
With a dagger gleaming bright
It pierced his heart and his dying screams
Disturbed the silent night.

This maid had nearly reached her home
When she was startled by a cry
And she turned to look around her
And her love was standing by
His hand was pointing to the stars
And his eyes glazed at the light
And with a smiling countenance
He vanished from her sight.

She quickly turned and home she ran
Not a word of this was said
For well she know at seeing his form
That her faithful love was dead
And from that day she pined away
Not a smile seen on her face
And with outstretched arms she went to meet him
In a brighter place.